Estas en la búsqueda

Este es un buen lugar para hacer una escala y recibir amor y guía sabia.

Como me asistieron en el peregrinar de mi alma

Como me asistieron en el peregrinar de mi alma

Desde que conocí el mundo de los maestros ascendidos, los mantrams y las meditaciones me sentí completamente fascinado, liberado y con esperanza. Debo mencionar, que antes de conocer este mundo, había pasado por Espiritismo, Renovación Carismática en el Espíritu Santo, Pare de Sufrir hasta Hare Khrishna… como me dijo mi sensei era ” el peregrinar de mi alma… ” . Eso solo habían sido destellos en mi vida de los cuales aprendí mucho, pero no me llenaban por completo, nada de eso me llenó y me causaban muchos conflictos existenciales…

Cuando pasé por un momento de gran tristeza, causalmente llegó a mis manos una meditación y canalización de Hada Marciot y con ese acontecimiento fue que todo comenzó…

Una aventura y una historia que cambiaría mi vida para siempre. Comencé con una buena “Chaineada” y con una explicación “Fast Track” de cómo hacer respiraciones y “aflojar” el chakra de la garganta y el famoso “Om mani padme om…”. Lo hice tal y como me lo encargó mi sensei… (como amorosamente le llamo a Hada).

Siguieron pasando cosas en mi vida que ahora comprendo estaban totalmente encaminadas a lograr lo que hasta el día de hoy llamo un verdadero “Salto cuántico” de mi vida.

Desde una relación amorosa totalmente karmática y llena de matices buenos y malos, pero muy intensa, hasta la pérdida de mi trabajo 2 veces. En este lapso de tiempo de aproximadamente 3 años, tomé cursos de Contacto con tu Angel Guardián, Cristales Atlantes, Registros Akáshicos y varias meditaciones grupales como la del 11/11, 12/12 y diversas canalizaciones, todas impartidas en Universo Holistico.

Llegó un momento que al juntarse toda esa carga energética que tenía que dejar y limpiar en mi alma, comencé a perder mi fe porque “no veía resultados de todo lo que estaba haciendo”…ingenuo. El cambio fuerte empezó el 21 de dic de 2012 cuando una fuerza en mi interior al no notar ningún cambio “visible” o “real” en el cielo o en la tierra o en algún otro lugar, sitio o circunstancia en la tierra, por el cambio de era, en donde se supone todo iba a cambiar, hizo que mi espíritu se derrumbara y comenzó a surgir un enojo verdaderamente inexplicable, maldiciendo y rebelándome en contra de Dios, insultando y despotricando a cuanto ser había sabido de su existencia y lo que le sigue… ahí comprendí el amor incondicional de los maestros y de Dios, porque no me paso nada, al contrario… después se me explicó que esto se debió a que mi alma había experimentado en la Atlántida la desilusión de no haber ascendido a la siguiente dimensión y al vivir algo “parecido” en esta vida, simplemente se “enfureció”…

Pasó el tiempo, mi enojo disminuyó, y a regañadientes y de mala gana, continué en el camino, haciendo meditaciones y asistiendo a eventos que organizaba mi Sensei, Hada Marciot. Yo no noté el cambio tan sutil que había experimentado, fue hasta los siguientes acontecimientos que me di cuenta que mi primer gran lección de humildad había surtido efecto…

Yo sabía que no había de otra, o lo hacía, o quizá mi iba a ir peor… pero no fue así. Cambié de trabajo, el cual duró 9 meses en una excelente compañía, pero no sabía que lo que me esperaba era un verdadero infierno, para entonces yo ya contaba con mas armas, un espíritu mas centrado y una fe fortalecida, por el trabajo de las meditaciones y por la certeza de que a pesar de lo que me sucedía, DIOS JAMAS ME HABIA APARTADO DE SU MANO, siempre, absolutamente siempre, había salido adelante, y nunca me había faltado nada. Lo que sí aprendí, fueron grandes lecciones de humildad, ya que era muy orgulloso, siempre quería que las cosas fueran como yo quería y no era así, Dios tenía otro propósito conmigo… cuando peor estaba la situación, mi Sensei me enseño el Ho’ Oponopono, una herramienta verdaderamente maravillosa, la cual utilizo hasta el día de hoy para cualquier situación, persona o circunstancia. En ese entonces, tomé mi primer curso de Prosperidad y Abundancia y comencé a entender más cosas, como lo que es el juego de la sanación que es esta vida; ahora ya tenía claro que todo lo que afuera de mi está mal no es de mi agrado o me hace sentir mal, es porque dentro de mí, algo está mal… algo así como el dicho que dice: lo que te choca te checa…

Fue así que comencé a sanar mis relaciones tanto con personas como con instituciones, algo bastante extraño pero que por karma tenía que sanar. Seguramente en vidas anteriores yo había sido todo un caso con todas ellas.

Después de eso, he tenido otro trabajo, en el cual se me ha mejorado el sueldo, más tarde cambiaron a la compañía de outsourcing que es en la que laboro actualmente en la cual se tiene proyección, es estable y me puedo proyectar (olvide mencionar que tuve también un pequeño aumento de sueldo ). En resumen, mi situación laboral ha mejorado constantemente.

En lo que respecta al corazón, he tenido altas y bajas, pero siempre han sido excelentes personas. Nunca he estado solo, siempre con la persona adecuada en el momento adecuado, con la cual me complemento, sano mi karma con mis parejas y sigo mi camino. Siempre encuentro una persona con la que comparto mi vida y sanamos los lazos negativos que nos pudiesen unir fortaleciendo los positivos, con la consciencia de que para eso nos relacionamos con las distintas personas, en particular en el terreno sentimental. Siempre para que en esta vida sea el amor incondicional el que nos une y si nos llegamos a ver en la siguiente, sea en amor incondicional.

Ing. Fernando Aguirre

Testimonio de los Servicios de Universo Holistico & Hada Marciot

México, D.F. 29 de Agosto 2016